Puedo Contarle una Historia

“En cuanto a Dios sólo puedo contarle mi historia, usted decidirá por sí mismo qué creer.“

— Pi Patel, Vida de Pi

Antes que nada, había sólo un Ser asombroso . . . atemporal, con inmensurable poder y belleza inimaginable. Este ser era el amor puro.

Este Ser lo creó todo. Con el poder de la palabra se formó el universo. Las galaxias se formaron, los átomos se ensamblaron. El punto culminante de esta creación fue el ser humano. El Ser amaba a los seres humanos y deseaba que amaran y vivieran por siempre.

Trágicamente, ellos en vez de eso, eligieron considerar los misterios del bien y del mal. No fueron creados para explorar el mal. Eso los destruyó. Trajo la enfermedad y la muerte. Dañó sus relaciones con los demás y con el gran Ser. Cuando los seres humanos hicieron esta elección, su paraíso se transformó en lo que hoy conocemos como la tierra. Vinieron la violencia, el odio, y todo tipo de quebrantamiento, a ser algo común.

El gran Ser promulgó un plan para rescatarlos y restaurar la relación rota. Los seres humanos fueron formados con la habilidad de elegir si amar o no amar. Así que el plan consistía en mostrarles amor y cuidado para que supieran que ese Ser era el más amoroso de todos. Si ellos creían esto, amarían a ese Ser y se amarían uno al otro. Durante miles de años el Ser habló a las personas, y ellos a otros acerca del Ser.

Luego, hace algunos dos mil años, el Ser comunicó el amor en la mejor manera posible:

El Ser se hizo humano.

Parecía ser un niño normal de una familia pobre en un pequeño pueblo. Pero cuando adulto mostró a todos quien realmente era Él. Sanó a la gente e incluso levantó a algunos de la muerte. Dio de comer a los hambrientos y consoló a la gente que sufría. Él era amigo de aquellos que no tenían amigos, con la gente marginada por la sociedad a causa de sus problemas o estilos de vida. Y Él contó historias – un montón de historias.

Sus historias eran sobre un nuevo estilo de vida. Una forma de vida en la que la gente se alejaba de todo mal y en su lugar caminaban en amor. Una forma de vida plena y hermosa y buena. Una forma de vida que duraría para siempre. El estilo de vida que el gran Ser tuvo en mente todo el tiempo.

A algunos que tenían poder no les gustaban estas historias. Ellos conspiraron contra Él y lo mandaron matar. Pero esto era parte de Su plan. Lo que parecía derrota era en realidad una victoria sobre el mal. Tres días más tarde, se levantó de entre los muertos en un cuerpo eterno. Él dijo a Sus seguidores que contaran Su historia al mundo.

Esta es la historia que contaban . . . .

Dios vino como un ser humano llamado Jesús. Él venció el mal y restauró Su relación con la humanidad al morir y resucitar. Cuando Él murió, Él quitó la vergüenza, la muerte, el castigo y el mal que los seres humanos habían elegido. Ahora todo lo que queda es que la gente responda restaurando su relación con Él. Esto comienza cuando creen que Jesús es quien dice ser y que Él hizo lo que pretendía hacer. Cuando creen, Su presencia invisible vive dentro de ellos y les da una nueva vida. Empiezan a experimentar el verdadero gozo, paz y poder de amar verdaderamente en lugar de ser malos. Ellos ya no están condenados a morir para siempre, sino que vendrán a la vida después de la muerte y vivirán para siempre con Él en un nuevo paraíso donde nada mal puede volver a ocurrir.

¿Qué piensa usted de esta historia?

Para muchos, esto suena como un cuento de hadas. Esta historia es extraña y á veces confusa. Hay misterio en ella, y no se ajusta a menudo en los cuadros que nosotros nos creamos.

Pero creemos que es verdadera.

Vemos cómo nuestras historias tienen sentido sólo dentro de esta historia más grande. Miramos a nuestro alrededor y vemos un mundo quebrantado por el comportamiento falto de amor. Pero también vemos a un Dios que está trabajando para cambiar la vida de la gente y hacerlas más amorosas. Miramos al interior y vemos cómo estamos quebrantados y cómo Jesús nos está trayendo vida y curación mientras encontramos nuestro lugar en la historia.

¿Qué de usted? ¿Puede ver cómo encaja usted en esta historia más grande? ¿Quiere saber más acerca de cómo encontrar su lugar en el cuadro más grande? Si es así, póngase en contacto con aquellos que ya lo han encontrado. Somos llamados Cristianos. Nos puede usted encontrar reunidos juntos cada semana en las iglesias. Le invitamos a unirse a nosotros y encontrar su lugar con nosotros en la historia de Dios.

Encuéntrenos en www.cog7.org.

Encuentre otros Cristianos en www.nae.net/membership/current-members.

Facebooktwittermail